Blog de la comisón 58a. de la materia Taller de Expresión I - Cátedra Reale - Ciencias de la Comunicación - Facultad de Ciencias Sociales - Universidad de Buenos Aires

Taller coordinado por la profesora Claudia Risé, Emilia Cortina y Andrea Parejas (alumnas ayudantes).

memoria textual - invitación!!!


Hasta la semana que viene hay tiempo, los esperamos!

Emilia y Claudia

El placer del texto

Hace unos días estuve leyendo "El placer del texto", de Barthes. Un libro lindo, para seguir releyendo. Quería compartir algunos fragmentos con ustedes, que me parece que permiten pensar la tarea de quien escribe y el lugar del lector desde una mirada distinta, la del placer.

"Si leo con placer esta frase, esta historia o esta palabra es porque han sido escritas en el placer (este placer no está en contradicción con las quejas del escritor). Pero ¿y lo contrario? ¿Escribir en el placer me asegura a mí, escritor, la existencia del placer de mi lector? De ninguna manera. Es preciso que yo busque a ese lector (que lo "rastree") sin saber dónde está. Se crea entonces un espacio de goce. No es la "persona" del otro lo que necesito, es el espacio: la posibilidad de una dialéctica del deseo, de una imprevisión del goce: que las cartas no estén echadas sino que haya juego todavía.

Me presentan un texto, ese texto me aburre, se diría que murmura. El murmullo del texto es nada más que esa espuma del lenguaje que se forma bajo el efecto de una simple necesidad de escritura. Aquí no se está en la perversión sino en la demanda. Escribiendo su texto, el escriba toma un lenguaje de bebé glotón: imperativo, automático, sin afecto (...) Usted se dirige a mí para que yo lo lea, pero yo no soy para usted otra cosa que esa misma apelación (...)"

"El texto que usted escribe debe probarme que me desea. Esa prueba existe: es la escritura. La escritura es esto: la ciencia de los goces del lenguaje, su kamasutra (...)"

"Lo que me gusta en un relato no es directamente su contenido ni su estructura dino más bien las rasgaduras que el impongo a su bella envoltura: corro, salto, levanto la cabeza y vuelvo a sumergirme. "

"Estar con quien se ama y pensar en otra cosa: es de esta manera como tengo los mejores pensamientos, como invento lo mejor y más adecuado para mi trabajo. Ocurre lo mismo con el texto: produce en mí el mejor placer si llega a hacerse escuchar indirectamente, si leyéndolo me siento llevado a levantar la cabeza a menudo, a escuchar otra cosa."

"Texto de placer: el que contenta, colma, da euforia; proviene de la cultura, no rompe con ella y está ligado a una práctica confortable de la lectura. Texto de goce: el que pone en estado de pérdida, desacomoda (tal vez incluso hasta una forma de aburrimiento), hace vacilar los fundamentos históricos, culturales, psicológicos del lector, la congruencia de sus gustos, de sus valores y de sus recuerdos, pone en crisis su relación con el lenguaje."

"Si fuese posible imaginar una estética del placer textual sería necesario incluir en ella la escritura en alta voz. Esta escritura vocal (que no es la palabra) no es practicada, pero es sin duda la que recomendaba Artaud y la que solicita Sollers. Hablemos de ella como si existiese.
(...) Considerando los sonidos de la lengua, la escritura en alta voz no es fonológica sino fonética, su objetivo no es la claridad de los mensajes, el teatro de las emociones, lo que busca (en una perspectiva de goce) son los incidentes pulsionales, el lenguaje tapizado de piel, un texto donde se pudiese escuchar el tono de la garganta, la oxidación de las consonantes, la voluptuosidad de las vocales, toda una estereofonía de la carne profunda: la articulación del cuerpo, de la lengua, no la del sentido, la del lenguaje. (...) tal vez sea en el cine donde pueda encontrársela con mayor facilidad. En efecto, es suficiente que el cine tome de muy cerca el sonido de la palabra (es en suma la definición generalizada del "tono" de la escritura) y haga escuchar en su materialidad, en su sensualidad, la respiración, la aspereza, la pulpa de los labios, toda una presencia del rostro humano (...), para que logre desplazar el significado muy lejos y meter, por decirlo así, el cuerpo anónimo del actor en mi oreja: allí rechina, chirría, acaricia, raspa, corta: goza."

Saludos!
Emilia

Cucurto: Poesía, cuentos y reciclaje

El hombre del casco azul - Washington Cucurto

Hola, chiris queriditos. Bienvenidos a una mañana de mi vida. Hoy viajaremos con el Hombre del Casco Azul, ese soy yo. Y ésta es mi bicicleta, una playera negra que compré en Coto a 30 pesos y conoce todos los estacionamientos del mundo. A ella un día le vamos a hacer un reportaje, pero no habla si no tiene las gomas bien infladas. ¡Es turra y tiene freno a contrapedal! Es bien del palo de nosotros, siempre a contrapedal como nuestras vidas en contra de todos y sobretodo de nosotros mismos. 5 de la mañana, verano, me pongo una remera y en la mochila pongo mi pechera verde, me fijo que esté la credencial los documentos y la libreta sanitaria, sino no entrás a reponer en ningún Coto. Bueno, vamos siganmé que no los voy a robar. ¡Siempre quise preguntarle esto a mis lectores: cómo se sienten del otro lado de la página, cuentenmé un poquito, cómo dibujan en sus cabecitas las imágenes e historias de mi vida! ¡Cómo me gustaría estar en sus cabecitas mientras van garabateando en la materia gris las cosas que les cuento! Es como si yo entrara en ustedes y de repente, ustedes entraran también en mi vida. La lectura es una travesura cómplice, esta página es el nacimiento de una hermandad de ustedes conmigo y con ellos y ojalá con el mundo! Acepto este lado de la acción y cuento como puedo, como me va surgiendo, a los tumbos y con todas las tonteras por delante. Salgamos con mi bici a la calle y nos dirigimos al primer Coto que hay que “atender”. Imaginensé que son muñequitos y van pegados a mi casco azul, hay que imaginar algo así, porque en la bicicleta no entramos todos, ¿o saben qué? mejor piensen que son las calcomonías que siempre pego en mi casco azul. Un día, cuando deje este trabajo y pueda hacer algo mejor (a veces pienso que no hay nada mejor). Bueno, ese día, voy a sortear mi casco azul de repositor entre todos mis amigos. Nada mas paa que todos se sientan repositores alguna vez. 5.30, hoy ustedes son los mejores repositores del mundo, porque van conmigo, un repositor con humanidad, amor y buena onda, que es lo que falta en el mundo. ¡Vamos muchachos! Pedaleo, el corazón me acelera y ya estoy llegando por Mitre hasta Once. De repente, chas, nos encontramos con las luces de la Plaza Once que la cruzamos en bicicleta en dos segundos. ¿Más despacio? Quieren contemplar el panorama. Ockey, esos son los borrachitos cumbianteros de latino Once, ese vaso gigante con cerveza chorreando es el cartelón de la Chevecha. A su alredor hay telos, telos y telos. Ecuador del 1 al 100 es la calle de los telos, como la calle Rojas o Yerbal en Flores. Ya llegamos al Coto, desde la Playa de Estacionamiento, respiren el aire puro de la mañana, miren desde acá mientras encadeno la bici, las gigantescas góndolas, qué naves, qué maquinas de la perfección humana. La góndola. Ella nos da un lugar de pertenencia. Góndolas, las hay de todos los tamaños con todas las cosas que se imaginan y las que nunca vieron, por ejemplo los nuevos patitos de agua que vienen con las pilas everedy de regalo promocional. Muchos veces las promociones son mejores que el producto. Góndolas, gondolas, gondolas, mírenlas, hijas mías, hermanas y primas, como me encantaría ser un robot de pija de fierro pa embambinarmelas a todas que es lo que les falta para ser mejores que la mejor vedettes... Una vez pasado el control policial, crede, libreta, cara afeitada, nos dirijimos al depósito a cargar un palet con mercaderías para la góndola. Mal hecho! Nunca se baja al depósito antes de mirar la góndola. Primero se mira la góndola para saber lo que hace falta reponer. Pero yo soy Gardel del Casco Verde, soy el Hombre de La Pelota no se Mancha de la Pechera Verde. Acá, mes las sé todas, hasta las cosas que la gente saca de la góndola, sé. ¡Bajemos nomás al depo muchachos, que están con un experto!

Repositor interno creído jefe, un poco buch del encargado (siempre hay uno por góndola en todos los supermercados).

-Vega, qué hacés hablando con tu casco, ¿estás loco?

-Pará cabeza, no te vayas de boca, que le estoy dando instrucciones.

(En estos casos la violencia y la cortada de rostro es fundamental para seguir viviendo)

-¿Instrucciones a quién, cabeza?

-A la concha de tu tía, gil, qué te importa.

Tampoco le voy a andar dando tantas explicaciones a un negrito cualquiera. ¿Cómo entendería que ustedes mis lectores, viajan conmigo en mi casco?

Cargamos las distintas mercas que tiene la góndola, llenamos un sprite con agua pa pasarle un poco a las chapas y subimos con el palet hasta las manos, lo que podrían hacer es empujarme un poquito el palet para que no sea tan pesado. Ya que están. 5.45. En la repo los minutos valen mucho y pasan como rayos. Tenemos 45 minutos más para dejar la góndola impecable y rajar hacia otro super. Primero, apoyamos el palet cerca de la góndola, a la zorra elevadora la trabamos debajo del palet para que nadie se accidente. Bajamos la merca al piso y frenteamos los productos que quedaron en la góndola; atrás ponemos lo nuevo, cosa que salga primero lo viejo. Colocamos bien los precios, los cartelitos de oferta, las promociones, los cartelitos de los combos. Si por un motivo nos falta un producto lo anotamos, y el lugar de ese producto lo llenamos distribuyéndolo con otras mercaderías. ¡Nunca dejemos un hueco vacío en la góndola por nada! La góndola siempre tiene que estar rebalsante de merca, limpia, los precios bien puestos. Nos fijamos de no poner un producto vencido o un paquete roto o con gorgojos, pasa mucho con los arroces, las lentejas y los fideos. Ponemos las cajas vacías en el palet y las mandamos a la compactadora de cartones, si hay nailones los separamos y los ponemos en la compactadora de nailones. La zorra la dejamos en el sector donde “descansan las zorras”. Les digo algo, la zorra es el bien más preciado en el supermercado, sin ella no podemos hacer nada de nada. Rajamos para el otro super, ¡no!, antes controlemos por última vez que no falte ni un precio, si falta alguno lo ponemos. Si falta un producto se lo dejamos anotado al encargado, nunca vayan personalmente porque te agarra para cargar cualquier góndola.

Rajemos.

-Vega, Veguita, venga pa aca negrito de mi corazón!

La puta madre me vio el encargado, me hago que no escucho y rajo antes que me mande a reponer cualquier cosa. Mañana me verá hoy estoy con visitas, che.

Siempre hay que salir corriendo, escaparse de los Cotos sino no te vas más. Esperen que desato la bici y vamos al Coto Boedo, el próximo. Anduvimos bien son 6.35. Agarramos por Rivadavia hasta Castro Barros. Adiós Chevecha querida y telos del Once, sus luces encienden mi alegría!

Bajamos por Castro Barros donde hay otro Coto del que ya les hablaré... Tres pedaleos secos y Castro se vuelve Boedo y ya estamos en Estados Unidos. Coto Boedo. Entremos a ver qué pasa. Antes les digo que acá hay que reponer rápido sí o sí, así tenemos tiempo de subir a desayunar tranquilos. ¿Están cómodos en mi casco? Corremos hacia el depósito, cargamos un palet enorme y lo ponemos en la góndola. Está destruída, nos va a llevar un par de horas mínimo reponerla. Saco el bestia repositor que tengo adentro y le doy con todo, abro cajas y cajas, mando paquetes y paquetes, limpio, estantes, ayudenmé lectores, así subimos a desayunar tranquis... Pumb, umb, pumb, listo el pollo, la góndola queda pipicúcu llena de mercaderías hasta las manos. Tenemos 15 minutos subamos al comedor y desayunamos algo rápido. Agarren lo que quieran leche, chocolate, mate cocido, café, café con leche, té con leche. ¡Esta parte es la mejor del Coto! Medialunas, budincitos, manteca, mendicrim. Glub, Glub, glub, repitan taza si quieren. Ustedes, lectorcitos tienen más hambre que Robinsón Crussoe. 10 de la mañana. Estamos atrasados todavía nos queda uno, el más grande. Coto Honduras de Palermo. Vamos, bajamos por la calle Maza que se convierte en Salguero y de ahí hasta Honduras, derecho el viaje. El café con leche nos da vuelta en la panza. ¿Van bien, en el casco azul? Se dieron cuenta que no me saqué el casco ni para comer, es que si te lo sacás te pueden echar, es una reglamentación municipal. Padaleamos y ya entramos en Palermo Carriego. ¡Hola, Palermo Cheto Puto y Holliwood! Antes de entrar les digo, acá con pies de plomo, sin decir ni a, son todos muy botones y controladores al máximo. Acá antes de ir al docki hay que ir a la góndola sí o si, porque nunca se sabe lo que falta. Siempre entrar e ir a la góndola es complicado porque en el salón te ven todos y te empiezan a mandar para que traigas otras cosas... Cosas que ellos no quieren traer para no bajar al depósito, ¡porque son vagos! Acá están las cajeras más fuertes del Planeta Tierra. Te embobás mirándolas o mirando a las clientes que se vienen en shorcito ojotas y corpiño suelto como si vinieran de la playa o estuvieran en Mar del Plata. ¡Putas! Bajan de tomar sol en la terraza de sus casotas. 10.30 de la mañana todas las locas tomando sol y viniendo a comprar su Gatoraide o su villavicencio. ¡Putas, ojalá el sol las mate!

-¡Baggio! (somos nosotros, acá te llaman por la marca que reponés) Qué carajo hacés hablando solo, pajuerano. ¡Vení pa acá ya mismo!

Es el encargado de la sección. Se cansa de echar repositores externos y a mí me viene buscando la vuelta... Pero... yo soy Gardel del Casco Azul. YO me las Sé todas. Yo repose para el neoliberalismo argentino, década del 90 en Carreforu no se olviden, repuse para el menemismo, para el dualdhismo, yo viví, cogí, cumbiantié, reponí, comí, para el neoliberalismo hasta que me echaron del Carre por no afeitarme y ahora estoy de repo externo para la firma Baggio. Un encargado no me puede enseñar nada. Un encargado salteño o jujeño, o paraguayo, no me puede enseñar ni el color de la Puna, porque yo me patié y me morfé todo en la década trágica cuando muchos estaban en pañales.

-¿Qué pasa, jefecito? ¿Qué necesita?

-Traeme 50 bolsas de harina y armate una puntera que sale de oferta esta noche.

-Sí, señor.

A todos les digo que sí, es fundamental, lo importante en la vida es decir sí a todo. Lo único que vale la pena es decir sí, sí, señor. Pero cuando se da vuelta ya estoy firmando mi retirada del super. 14.00 en punto. Nos vamos muchachos, esto es el supermercadismo argentino, no se olviden de controlar los precios, que no falte ningún producto y menos que menos una oferta, fijensé en los vencidos y la góndola siempre impecable, como un espejo. ¡Ya está sigan con sus vidas! Gracias por venir.

-¡Vega!

---





Washington Cucurto es el seudónimo de Santiago Vega, poeta, narrador y editor argentino. Nació en Quilmes en 1973. Algunas de sus obras poéticas son: Zelarayán, La máquina de hacer paraguayitos, 20 pungas contra un pasajero y Hatuchay. Entre sus novelas se destacan Cosa de negros, Fer,Panambí, Las aventuras del Sr. Maíz, Hasta quitarle Panamá a los yanquis , El curandero del amor y de 2008 1810. La revolución vivida por los negros. Fue traducido al alemán, al portugés y al inglés.

En 1997, con la aparición del libro de poemas Zelarayán,(mezcla de televisión, comic y política) irrumpió en la escena cultural argentina. Fundó junto a otros poetas (Rodolfo Edwards, Daniel Durand) un estilo que se llama "Realismo Atolondrado".

También incursionó en el llamado Neobarroco con los poemarios "La maquina de hacer paraguayitos" y "Veinte pungas contra un pasajero". Describió en sus novelas y poemas la inmigración dominicana, peruana y paraguaya de la década de 1990 en Buenos Aires, por lo cual Ricardo Piglia lo equipara a Roberto Arlt y a Armando Discépolo. Su libro "Cosa de Negros" describe en un lenguaje fresco, lleno de neologismos y cruzado por la jerga de los inmgrantes de países limítrofes el mundo de las bailantas de cumbia.

En "1810. La revolución vivida por los negros" Cucurto pretende desenmascarar la cara "obsculta" del General San Martín a quien el autor considera un "milico sudamericano, golpista, represivo, dictador y chorro como todos...".

Estuvo en el 2005/2006 y en el 2007 en Stuttgart, becado por la Akademie Schloss Solitude, un ente público financiado por el gobierno del Bundesland alemán Baden-Württemberg.

Actualmente dirige la editorial Eloísa Cartonera, un proyecto social que edita libros con el cartón comprado a los cartoneros de Buenos Aires.

Andrés Caicedo

Mix de textos, colores, y lindas cosas del escritor colombiano Andrés Caicedo, disfruten:











Palabras Más

El Eternauta

Entre las muchas formas que hay de contar, les dejo un mini video 3D (The E-proyect, es un test de técnicas de efectos especiales realizado por el estudio Shango -Argentina- dirigido por Nicolás Duce) sobre El Eternauta... Y así, intento alentarlos a que (si todavía no lo hicieron) lean ésta historia-historieta pronto!

La Comunicación según Cantinflas

El corto del Oscar

Y la Web 2.0 también nos deja conocer estas cosas: La Maison en Petits Cubes, La casa de los pequeños cubos, del director japonés Kunio Kato, es el Corto Ganador del Premio Oscar al Mejor Cortometraje de Animación del año 2009, no hay mucho para decir, hay que mirar nomás, saber mirar.

Suban el volumen, el sonido es necesario para poder disfrutarlo mejor.

Parte I:


Parte II:

Viaje en barco

Leyendo otras cosas, encontré algo que les puede interesar...

Nuevo paseo en Buenos Aires: un viaje en barco a través del tiempo
Desde ayer los vecinos pueden ver de cerca el galeón del siglo XVII hallado en Puerto Madero. Las visitas guiadas se extenderán sólo hasta el 5 de julio.


Lo primero que les voy a decir es algo que los va a decepcionar un poquito: en realidad, este no es un galeón, sino un barco mercante. Si bien se encontraron cuatro cañones, probablemente los traía para dejarlos en Buenos Aires, porque no era un buque de guerra". Así recibió ayer por la tarde la guía Miriam Ponce a un grupo de visitantes para iniciar un raro viaje de 250 años hacia el pasado en pleno Puerto Madero. Es que ayer, tras frustrarse el sábado por la lluvia, se inauguró para el público la muestra de unos de los más importantes hallazgos arqueológicos de la Ciudad.

La escena es un poco surrealista: en medio de un barrio futurista, con construcciones lujosas e interminablemente altas, justito al costado de un gigante de hormigón llamado Zen City, que crece al ritmo de tres pisos por mes, está la cáscara de madera de un antiguo galeón que en el siglo XVII se hundió al ingresar al puerto de Buenos Aires. Un galeón que, según se enteran los visitantes, en realidad no es un galeón.

El barco fue encontrado el 29 de diciembre pasado, en un pozo de 10 metros que los constructores del complejo de viviendas y oficinas estaban cavando para comenzar a construir una torre más.

Una pasarela montada especialmente en el lugar del hallazgo es la puerta de ingreso para bajar hasta el pozo donde el barco sigue semienterrado. Entonces llega el momento del asombro para los chicos y grandes. Y las reacciones pueden ser de las más variadas. Algunas profundas y otras, no tanto. "Lo mejor de esto es que la historia la podamos ver. Porque, a veces, los argentinos creemos que no tenemos historia", dice un señor acompañado por sus dos hijos.

Enseguida, una señora muy interesada inquirirá a la guía: "¿No existe alguna foto de cuando este barco flotaba". Como si hubiera querido emular a Susana Giménez y aquella célebre pregunta acerca de si los dinosaurios que se habían encontrado estaban vivos.

La visión del barco, pequeño, y hasta frágil, lleva a admirar o a compadecer a aquellos aventureros que se lanzaban a cruzar el Océano Atlántico en una expedición con final incierto.

Los conceptos de la guía ayudan a darle marco a una visita breve, pero fascinante. En realidad, en este punto de la investigación, no son muchos las cuestiones que se saben acerca del barco. Se presume que era español. Y por un golpe que tiene en la quilla, se cree que encalló cuando ingresaba a Buenos Aires, que por otro lado era un puerto complicado por sus mareas cambiantes y la forma de su entrada.

Los datos y las incógnitas son una buena combinación para aprender y para fantasear en un paseo que ofrece un toque distinto en Buenos Aires.


---
Por si quieren ir:
El barco puede visitarse, con entrada gratuita, de lunes a domingo de 10 a 18, hasta el 5 de julio. De todas maneras, el horario entre las 10 y las 12, de lunes a viernes, es exclusivo para colegios. Se suspende por lluvia. El ingreso es en la esquina de Rosario Vera Peñaloza y Juana Manso, en Puerto Madero. Lo ideal es sacar turno por internet, a través del sitio del Gobierno de la Ciudad (www.buenosaires.gov.ar/barco) o el de la National Geographic (www.natgeotv.com/hundido). Los visitantes ingresan con guía, en grupos de a 20 personas. En cada grupo se adjudican 15 lugares a quienes hayan sacado turno y los 5 restantes son para quienes vayan sin reserva, por orden de llegada.

Más voces que dicen y leen

Les dejo una linda compañía: Julio Cortázar leyendo la carta de La Maga a Rocamadour (capítulo 32 de Rayuela). Presten atención, no es sólo lo que dice Julio cuando escribe, sino cómo lee aquello que escribió! Disfruten...


Blogs

  • memoria textual - ¡¡¡invitación!!! - https://drive.google.com/file/d/0Bz5Ibfxj9pi_bFNsOGoxaF9fTTRVYTBOVzV3Z2RvUEE1VUo4/view?usp=sharing Hasta la semana que viene hay tiempo, los esperamos!!! C...
    Hace 1 año
  • - Fue un momento en el que todo se silenció, en el que escuchaba sólo el golpe de mi corazón y sentía mojarse mi cara con ese agua que jamás me iba a pode...
    Hace 4 años
  • Cuando todo parece jodido es cuando hay que poner - *Postal de un domingo de cancha (ir sabiendo a dónde vas)* Amanece -en realidad amanezco yo, si levantarse al mediodía merece ser llamado amanecer el día-...
    Hace 5 años
  • En El Borde - Era una noche de Luna nueva, tranquila, fría, como todas las noches de junio. La casa del embajador desbordaba, como siempre, de gente. Esa noche no se fest...
    Hace 6 años
  • el ferrocarril, constructor de una historia olvidada - Nadie vive en un frasco para no conocer los problemas que conviven con nosotros, en este país bendito que es la Argentina. Y justamente uno de ellos, será ...
    Hace 7 años
  • Ensayo de fin de año - Eran relojes. Mayoritariamente, entre los hombres. Con las mujeres era distinto... anillos, pulseras, cuadernos, guantes, collares de perlas – para quien...
    Hace 7 años
  • Mi clásico - Mujercitas representa, y creo que no sólo para mí, algo muy importante. Significó un crecimiento, un aprendizaje, un repensar sobre las cosas que pasaban p...
    Hace 7 años
  • Proceso de escritura - Desde que comenzó en segundo cuatrimestre, una pregunta rondaba en mi cabeza: “¿qué escribir en el proyecto?”. Varias ideas surgieron en el trascurso del t...
    Hace 7 años
  • - Acá dejo lo que empecé a escribir de mi ensayo. Para el que no sabía, finalmente me decidí por el tema Turismo como actividad económica y cultural, tomando...
    Hace 7 años
  • - Hola!! Subí algunos trabajos del segundo cuatrimestre, los anteriores no porque se me borraron de la compu a causa de un virus. Apenas tenga tiempo de copi...
    Hace 7 años
  • terminado - hola!! a todos, aca les dejo mi cuento terminado..... Un viaje interno. Es viernes por la noche y se festeja la bienvenida de los pilotos que volvieron co...
    Hace 7 años
  • Parte final (aunque me resta subir alguna que otra nota más..) - Bueno, este es el final de mi proyecto. Todavía debo subir algunas notas, que me quedaron por tipear y demás, pero no son muchas. Por lo pronto, subo el fi...
    Hace 7 años
  • - de momento, no se por donde empezar con este trabajo...se que quiero escribir una cronica, un relato a cerca de lo que veo todos los dias, o en la mayor pa...
    Hace 7 años
  • Rocola - Gondwana - Armonía de Amor Armonía de amor tu cara bonita es mi inspiración abrazame a tu corazón y no me dejes ir. Armonía de amor un sentimiento es un ...
    Hace 7 años
  • - Hola...,bueno como de costumbre otra ves los inconvenientes. Mi imaginacion y creatividad se ven truncadas no se si hay alguien más en mis mismas condicion...
    Hace 7 años
  • Brujería - Él tenía miedo de que Claudia, enceguecida por la furia que le produjo aquel engaño fuera a una de esas brujas que te hacen maleficios y te arruinan la vid...
    Hace 8 años

Seguidores